XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
Llama Papa Francisco a rechazar la riqueza, la vanidad y el orgullo
Karina Villanueva
14 de Febrero 2016 04:06 P.M. México
COMPARTE LA NOTICIA

Al celebrar la misa multitudinaria en el municipio mexiquense de Ecatepec, el Papa Francisco llamó a los fieles a hacer de la Cuaresma un tiempo de reflexión y conversión y a romper con las tentaciones de la riqueza, la vanidad y el orgullo.

Ante más de 500 mil personas que lo esperaban desde la noche del sábado y madrugada del domingo, el sumo Pontífice realizó la segunda ceremonia religiosa en el país, luego de la oficiada en la Basílica de Guadalupe.

Al reflexionar sobre el Evangelio según San Lucas afirmó que de la misma forma que Jesús fue tentado por el demonio, los seres humanos están inmersos a caer en situaciones que los alejan de la fe.

Señaló que el tiempo de Cuaresma debe ser de alegría y esperanza y dejar de lado la apatía, el cansancio y la desconfianza; asimismo dijo, es tiempo de abrir los ojos y los sentidos contra las injusticias.

El sumo Pontífice pidió alejarse de la riqueza obtenida con base en el sudor del otro, generada por familias o sociedades corruptas; al referirse a la vanidad criticó que es la búsqueda de prestigio a base de descalificaciones de los que son diferentes y la búsqueda exacerbada de cinco minutos de fama; el orgullo, dijo, es la peor tentación, pues pone al ser humano en un plano de superioridad, sintiendo que no comparte la vida común de los mortales. Las tres anteriores aseguró, llevan a un círculo de destrucción y pecado.

En este sentido invitó a la reflexión al preguntar: ¿Hasta dónde somos conscientes de estas tentaciones en nuestra persona, en nosotros mismos?,  ¿Hasta dónde nos hemos habituado a un estilo de vida que piensa que en la riqueza, en  la vanidad y en el orgullo esta la fuente y la fuerza de la vida?

Señaló que pese a que es fácil dejarse seducir por el dinero, la fama y el poder, el tiempo de cuaresma debe llamar a la conversión para sanar los corazones de todo lo que degrade, a uno mismo y a los demás.

Al pedir las oraciones colectivas, los presentes pidieron por los gobernantes para que hagan una distribución justa de los bienes, así como por los marginados y excluidos.

La ceremonia religiosa comenzó a las 11:40 de la mañana y culminó cerca de la una de la tarde en un clima festivo por momentos y respetuoso, según requería el momento.

comentarios
notas relacionadas