XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
HOMBRADA, Y LE GANÓ SOLEDAD DE DOBLADO
Nora Hernández y Luis Rodrñiguez
02 de Junio 2016 09:04 A.M. Soledad de Doblado Veracruz
COMPARTE LA NOTICIA

Día 0. ¿La hombrada?, sí, también le ganó Soledad de Doblado. A la misma hora, miles, ¿30 mil?, ¿40 mil?, ¿50 mil? llegaron para que nadie se diga engañado. La patria chica, el terruño, su pueblito natal donde nacieron los primos hermanos cuando no tenía calle pavimentada ni escuela secundaria hoy mostró y demostró de que lado están los habitantes. La calle que no pudo ni podía llenar a tiempo Miguel Ángel “El malo” Yunes Linares, en cambio resultó insuficiente para Héctor “El bueno” Yunes Landa, pues fueron calles y avenidas abarrotadas, la plaza llena hasta el tope, el último escenario de la gente que le anticipa la victoria. Una sola voz, de la encargada de la paletería “La Michoacana”, Anahí Luna lo decía todo: Héctor siempre viene, Miguel nunca. Nadie puede tapar el sol con un dedo. La verdad cae por su propio peso.

Y es que al terminar enorme mitin, pronunciado mensaje, el candidato tricolor caminaba por el parque, saludando de mano y platicando con sus paisanos. Junto a Héctor estuvo el líder del Senado de la República, Emilio Gamboa Patrón, “esta locomotora ya nada la detiene”, para lo que se ofrezca a Veracruz cuando le den la constancia de nuevo Gobernador electo. Van a anticipar actos de gobierno. Urge a la entidad superar la crisis financiera, inseguridad y desempleo.

La hombrada es una acción propia del hombre generoso, valiente, que logró en 60 días revertir la adversidad, al grado de que este día cero los reporteros le preguntaron si aspira a ser presidente de la República. El enorme desafío de la campaña, es prueba superada. Ahora su reto es gigantesco, consolidar en las urnas los votos que marquen una contundente y clara victoria. Le dio la vuelta a las encuestas, ahora 4 puntos arriba del aspirante sin experiencia de Morena, “no queremos otro Juanito”, Cuitláhuac García Jiménez y de 8 puntos sobre el candidato azul de la corrupción. Luego va a ponerse a trabajar sin demora, aunque un minuto de silencio por su amigo el Filósofo de Güemez y el fotógrafo Aldo Giovanni Mejía, dieron la nota nostálgica.

Había comenzado la mañana en Orizaba, reunido con industriales y empresarios. “Mano de obra, materiales de construcción y licitaciones de obras serán ahora solo para veracruzanos” y reducirles el impuesto del 3 al 2 por ciento a la nómina, en tanto no lo bursatilicen. Aclaro: este es el último cargo de representación popular en su vida y también la última campaña. ¿No piensa en ser presidente de México?, insistían en cuestionarle. “No, no, no. Yo debo ser muy serio, desde luego que no pienso ni aspiro. No puedo perder un segundo de mi tiempo pensando en algo más que Veracruz, siendo gobernador. Sería irresponsable de mi parte, lo digo en serio, estar pensando no en ser presidente, sino siquiera en ser parte de un gabinete. Voy a cumplir mi mayor esfuerzo para servirle al estado”. Le escuchaban, dialogaba, en la planta de Talleres y Aceros en Ixtaczoquitlán. Carlos Ochoa Faure, Edgar Chahín Trueba, Hugo Chahín Maluly, Mané Tamer Chahín y Juan Manuel Diez Francos, asentían. Lo mismo en Córdoba en el encuentro con el empresario Domingo Muguira Revueltas, cuyo “aval de lujo, es cosa grande, porque facilito no es. Estás bien o estás mal con Domingo. Lo mismo te dice que eres bueno o pendejo, así de cabrón es mi amigo”.

Arturo López Obrador le acompaña. Va a votar por Héctor. Recordó las acusaciones de la laureada periodista Lydia Cacho sobre la corrupción de Miguel Ángel Yunes, sus vínculos pederastas y su riqueza,  “yates, propiedades inmensas, de sus hijos enriquecidos viviendo de la política”. Fue categórico: “y nada tiene de malo que a la gente le vaya bien, el problema es cuando esos recursos son públicos”. Guerra sucia no, dinero sucio si.

La tarde es muy suya, de Héctor en Soledad de Doblado. Termina como comenzó, a tambor batiente. Sudando, la sonrisa en el rostro, erguido, sabe a sus 59 años que el pueblo está listo y a su lado. Humilde, sencillo, concreto les pide su confianza y su voto. A cambio ofrece un gobierno decente, honrado, honorable, eficiente. Una mujer camina hacia él, lo mira, le alza la mano en señal de triunfo, se abrazan, se besan. Verónica de la Medina Pardo, su esposa, hasta el final está a su lado. Todos se unieron. Lo comprobaremos en cuatro días, este domingo. Increíble epílogo.

Pd. Fin de la serie “El diario de Héctor”. Día cero en miércoles primero de junio.

comentarios
notas relacionadas