Vaya, si eres de mi generación (por allá de la década de los 60´s) comprenderás que la forma de ver el mundo era muy diferente a la de ahora.

Antes tenías que leer, ver TV hasta ciertas horas del día y conocer las noticias y novedades con cierto retraso.

Hoy en día todo es tan inmediato… que asusta, bueno a mi me asusta y me maravilla porque, algo que está pasando justamente en este momento del otro lado del mundo lo podemos ver en vivo y a todo color sin que intervengan los medios televisivos o noticieros.

La información fluye a tal velocidad que solo es necesario mantenerse conectado y listo.

Y una de las formas de comunicación que más atrae a las personas (principalmente a los jóvenes) es el video.

Sí, sea un video casero o realizado por algún especialista, el uso del video es lo más popular y es la mejor forma de darte a conocer.

Y con eso de que puedes hacer un video con tu celular, es posible ver una inmensidad de este material en todo Internet.

El reto que tiene este medio de comunicación es su capacidad de atrapar la atención del espectador.

Si es “atractivo” entonces la persona se quedará a verlo, de lo contrario se va.

Así que tenemos solo un para de segundos para que tu material sea atractivo o no.

Esto es particularmente importante si tienes un interés de crear videos para un negocio por lo que más vale que tengas muy bien estructurado lo que deseas transmitir, esto es: tener un objetivo, dirección, tono y la duración y el estilo del video.

Así que esboza tu idea

Para hacerlo, te sugiero que comiences a un nivel alto, luego trabajes hacia atrás desde allí.

Por ejemplo, antes de comenzar a diseñar un guión y todos los detalles, escribe un párrafo que resuma esencialmente la idea desde una perspectiva de alto nivel.

Este párrafo debe centrarse en el concepto en sí mismo, de modo que siempre tengas algo a lo que recurrir cuando comiences a desarrollar las ideas.

De hecho esto ayuda en mucho si lo que deseas es contratar a los especialista para comprar videos, ellos deben saber qué buscas y este punto ayuda en mucho. [Info de Capptu]

Esta “visión general” no es perfecta ni completa pero sí ayudará a la persona que escribirá el guión o la encargada de producir el video.

Ahora que tienes tu descripción general de alto nivel, es hora de comenzar a pensar en los detalles de la historia. Por ejemplo:

  • Escenas: ¿Cuántas escenas diferentes habrá? ¿Cuántas ubicaciones se necesitarán?
  • Personajes: ¿Cuántos serán? ¿Quiénes son? ¿Cuál es su historia? ¿Qué es lo que parecen?
  • Audio / Voz / Texto: ¿El video se configurará con el sonido de la voz de alguien? ¿Habrá música de fondo? ¿Deberá aparecer algún texto en la pantalla para transmitir el mensaje?
  • Producto: ¿Cómo encaja el producto en la historia? ¿Cuántas veces aparecerá el producto y cuándo / cómo?
  • Accesorios: ¿Se necesita algún accesorio importante para que su historia funcione (es decir, iPhone, automóvil, puente, elefante, etc.)?
  • Acción final: ¿Cuál es el último mensaje que dejamos a la audiencia? ¿Qué queremos que sientan / hagan?

Realmente hay una cantidad infinita de detalles para considerar aquí y cada respuesta que se te ocurra probablemente te llevará a otra pregunta.

La idea es tratar de descubrir tantos detalles como sea posible, de modo que cuando se vaya a escribir su guión, todas las piezas comiencen a encajar.

Fuente Auditiva: Soundcloud | Daniel Vega

Fuente Audiovisual: YouTube | Zoom F7