Consideramos que tanto las herramientas como las habilidades necesarias las tienes porque si eres novato, bueno… será complicado trabajar con el acrílico.

Comencemos:

Paso 1: Medir

Lo primero que debes hacer es decidir qué tan grande deseas que sea tu proyecto.

Debes considerar el tamaño del pez, el número de peces y el tamaño de la habitación en la que deseas instalar el tanque.

También puedes considerar el costo de un sistema de filtración para tanques más grandes, si estás pensando en ir a lo grande.

Paso 2: Cortar acrílico

Suponiendo que hayas decidido cortar sus láminas acrílicas a la medida, deberás marcar claramente dónde vas a cortar.

Siempre deja la película protectora con la que se entregan las láminas de acrílico hasta el último momento posible y marca directamente con un marcador.

Si por alguna razón no está encendido, use cinta de enmascarar para mostrar las líneas de corte.

Paso 3: Alizar los bordes

Cuando estés a punto de adherir dos láminas acrílicas, debes asegurarte de que las condiciones sean perfectas.

Cualquiera de los dos bordes que se unirán tendrán que ser planos y lisos, pero lo más importante es que deben ser exactamente del mismo tamaño.

Usando un bloque de lijado, lija los bordes hacia abajo comenzando con papel de grano 120 y moviéndolo constantemente hasta un grano de 400.

Paso 4: Usar cemento acrílico

Hay varias formas de unir dos láminas, pero cuando se utiliza acrílico para construir acuarios o peceras, lo mejor es usar la cementación capilar.

Deberás asegurarte de que ambas hojas se unan exactamente o correrás el riesgo de que la unión no se forme correctamente.

Al unir dos láminas una al lado de la otra, usa un aplicador con una boquilla estrecha para aplicar cemento acrílico en ambos bordes y sujetarlas firmemente con una abrazadera

Cuando estés uniendo dos láminas para crear un ángulo recto, aplica el cemento a lo largo de la longitud interna de la junta y sujeta las láminas firmemente.

Espera un mínimo de 48 horas para que se seque. Cuando se vuelva transparente sabrás que está seco.

Paso 5: Juntar hojas de acrílico

Debes tener cuido al unir las piezas y cuanto más tiempo tomes para asegurarte de que las láminas están preparadas para unirse, menor será la posibilidad de que tengas que volver a trabajar.

Dependiendo de cómo hayas abordado la construcción de tu acuario, es posible que solo necesites unir los cuatro paneles laterales a la base.

De cualquier manera, asegúrese de unir cada hoja que se junta con cemento acrílico.

Paso 6: Prueba

Una vez seco, debes inspeccionar tu nueva pecera y asegurarte de que sea adecuada para su propósito.

Llenar su acuario con agua y dejarlo durante un par de días a una semana suele ser una buena forma de probar tu trabajo práctico, y si al final de ese tiempo no se han producido fugas, ya sabes que las cosas han salido según lo planeado.

Si encuentras un problema, será lo que necesites resolver. Puede que necesites simplemente aplicar más cemento o posiblemente reemplazar toda la hoja.

Resultado de imagen para pecera de acrilico

Paso 7: Toques finales

Una vez que estés satisfecho con tu tanque, puedes aplicar los toques finales y limpiarlo.

El acrílico es muy fácil de mantener y necesitarás poco más que un paño húmedo. Nunca limpies el tanque con un limpiador a base de alcohol, ya que esto comprometerá seriamente la resistencia del material.

También es posible que desees pulir y alisar los bordes superiores del tanque, lo que se puede hacer de la misma forma que suavizaste los bordes en el paso 3, pero hay formas de aplicar un acabado más completo.