Cuando estás esperando a tu bebé y has tenido episodios de psoriasis en el pasado, notarás que todo va bien. Esto se debe a que tu sistema inmunitario hiperactivo se establece y esto hace que tu cuerpo no rechace a tu bebé en crecimiento.

Durante este periodo de espera, la psoriasis desaparece y tu logras estar tranquila haciendo todos los arreglos para esperar a tu bebé.

Preparas su cuarto con su cuna, ropa y los primeros accesorios que utilizarán, preparas tu maleta llevando contigo lo necesario para recibir a tu bebé y tu indumentaria para cuando salgas del hospital   para el gran momento y todo va bien.

Fuente: 10 CUIDADOS BÁSICOS del RECIÉN NACIDO || Baby Suite by Pau

Una vez que tienes a tu pequeño en brazos… las cosas toman otra dimensión y ahora viene la parte del acoplamiento.

Es aquí donde comienzas a requerir de descanso y aprender a conocer a tu bebé.

El llanto es la forma en cómo se comunica tu bebé y tu debes mantener la calma y estar atenta para estudiar cada llanto y no caer en la desesperación.

Aprende ante cada llanto a realizar 3 pequeñas acciones:

  • Primero revisa su pañal. Un pañal mojado y sucio es muy incómodo. Si está sucio cambialo inmediatamente siguiendo las instrucciones de limpieza ya sea para un niño o una niña. No olvides de ponerle pomada para rozaduras de bebé.
  • Si no fue el pañal, identifica si tiene hambre: lleva tu dedo a su boca y si empieza a succionar y deja de llorar es porque tiene hambre.
  • Si nada de lo anterior fue, entonces con calma ve desvistiendo a tu bebé e identifica si algo lo está molestando.

Si todo lo anterior falla, entonces cargalo en tus brazos y apapachalo. A veces solo quiere sentirte cerca. Mientras haces esto verifica que su temperatura este bien, que respira bien, etc.

Si durante este periodo, estás presentando un periodo de psoriasis o mejor aún, has podido evadirla, este problemas no debería impedirte amamantar si lo deseas.

pomada-para-rozaduras-bebe

Fuente: Huffspot

Hay algunas formas de amamantar de forma cómoda y segura:

  1. a) Protege tus pezones

El área se puede secar, agrietar y provocar una llamarada dolorosa. La jalea de petróleo o una crema hidratante suave pueden mantener los pezones suaves.

Asegúrate de que los sostenes queden bien para que no se froten contra tus senos e irriten más.

  1. b) Apóyate

Sostén tus senos con un paño enrollado. Una almohada para amamantar que envuelve su torso puede ayudar a su bebé con mayor comodidad.

Puedes poner una manta o toalla suave entre la almohada y tu piel para obtener aún más cojín.

  1. c) Utiliza barreras

Le puedes aplicar crema esteroide a tus senos si se forman placas allí. Colócalo justo después de que hayas terminado de dar pecho.

Pero lávate cuidadosamente los senos antes de la siguiente alimentación para que tu bebé no se quede con el medicamento en la boca.

Es posible que necesites un tratamiento más fuerte con medicamentos orales y biológicos si tu psoriasis es grave.

Algunos medicamentos pueden ser seguros para las mujeres que amamantan, así que consulta a tu médico acerca de tus opciones.

Fuente Informativa: Infosalus

Fuente Audiovisual: Youtube