XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
Cibernética
MOZART Y EL PODER DE LA CO-CREACIÓN Abraham Cristiani Rodríguez García
14 de Enero 2016 09:33 A.M.
COMPARTE LA NOTICIA

Al Maestro Fernando Garcia Solares, en memoria de su destacada contribución a la innovación tecnológica gubernamental.

En una amena conversación, en el marco del análisis de las tendencias globales para el periodismo digital y del futuro de los documentales interactivos, Sarah Wolozin contribuye con su perspicaz talento a la filosofía que en Northrend Centinela se ha desarrollado respecto al rol de las mujeres en la industria periodística, noticiosa y relatora de historias. Al cabo Directora del Laboratorio Abierto MIT (Open Lab), Wolozin interpreta las preferencias generacionales de los consumidores de contenido bajo una perspectiva humanizada, otorgándoles un rol central en el diseño estratégico del quehacer de las organizaciones dedicadas a los medios, pues la clave está en darle prioridad a la co-creación.

En un mundo donde el cinismo parece desconocer fronteras – las supuestas solicitudes de registro ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual para blindar y eventualmente comercializar la marca con el famoso alias del narcotraficante recién re-aprendido, son ejemplo de dicho fenómeno; la comunidad se inclina por desconfiar de las instituciones tanto públicas como privadas. Es allí donde el espíritu de la co-creación se manifiesta para fomentar transparencia y apertura en las interacciones de comunicación social, con el ánimo de reconstruir confianza y liberar tensiones entre audiencias y emisores, de acuerdo a Wolozin. Su opinión se deriva de un estudio realizado durante ocho meses por más de cuarenta investigadores y profesionales líderes en sus campos, integrados en el MIT Open Lab, para entender la intersección entre dos culturas que buscan fusionarse: la documentación interactiva y el periodismo digital.

Sin embargo; el concepto de co-creación no es fundamentalmente nuevo – a pesar de que lo nuevo es lo que mejor vende. Wolfgang Amadeus Mozart empleaba esta práctica en la composición de sus magistrales obras de música clásica. Wolozin narra que el genio del violín y el teclado se entrevistaba periódicamente con personas ajenas a la escena musical para entretejer sus opiniones, pensamientos y visiones en su obra, logrando la fenomenal integración que a la fecha disfrutamos. La dinámica del genio distante a la sociedad, ensimismado en su intelecto superior, está lejos de la histórica realidad, pues la creación compartida, interactiva, era la regla más que la excepción.

Es una lección sobre la cual debiéramos todos aprender, pues en definitiva las ideas con el potencial de trascender a través de su impacto pueden tener origen en fuentes inesperadas – las victorias de los alumnos de Institutos Tecnológicos veracruzanos en concursos internacionales de robótica, otro ejemplo. El maestro, claro, era quien al final definía la nota que se inmortalizaría en el papel pentagrama.
Nos vemos en Centinela.mx y en Twitter: @abrahamcrg

comentarios
columnas relacionadas