XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
Jaque Mate
11 de Enero 2016 09:30 A.M.
COMPARTE LA NOTICIA

“Misión cumplida: lo tenemos”.

Enrique Peña Nieto

SAN DIEGO, California.- El propio Presidente hizo el anuncio y lo realizó, como parecería inevitable en estos tiempos, a través de su cuenta de Twitter: “Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”.

De inmediato se soltó un alud de bromas y memes en redes sociales. Tampoco faltaron las teorías de la conspiración. “Nunca se fugó -escribió Enrique Galván Ochoa de La Jornada en Twitter-. Lo sacaron de la cárcel. Ahora lo necesitan recapturado”. Algunos cuestionaron que ese hombre de la camiseta sucia fuera El Chapo. Andrés Manuel López Obrador afirmó en Facebook: “Detienen al Chapo, pero no son capaces, no sirven, para encontrar a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa”. Hubo en contraste emotividad entre funcionarios. Los embajadores y cónsules en su reunión anual entonaron el Himno Nacional cuando el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, les informó de la captura.

La información fue primera plana en el mundo. “La captura del capo concluye un capítulo profundamente embarazoso para el gobierno de Enrique Peña Nieto que se ha visto afectado por una serie de escándalos de seguridad y corrupción que llegaron a su punto más bajo con la audaz fuga del Chapo”, escribió Azam Ahmed en el New York Times, periódico que días antes había usado la fuga como una de las pruebas de la falta de rendición de cuentas de Peña Nieto. El San Diego Union Tribune y muchos otros diarios llevaron la historia de la AP que señala que la fuga de El Chapo hace seis meses fue “digna de Hollywood”, como lo pensaba el propio narcotraficante, ya que su captura parece haber sido en parte consecuencia de las comunicaciones con un grupo de productores que deseaban filmar una película sobre él. La visita de Sean Penn y Kate del Castillo al criminal más buscado del mundo añade un tono de locura a la historia.

Para el presidente Peña Nieto la recaptura es un gran triunfo. No sé qué tan importante siga siendo El Chapo en el trasiego de la droga, pero se ha convertido en un símbolo. Ningún criminal ha alcanzado tanta notoriedad en el mundo desde Al Capone. La película de Hollywood está garantizada tarde o temprano. El narcotraficante nacido en La Tuna el día de Navidad de 1954 es ya una leyenda.

La captura de El Chapo en una batalla en un barrio residencial de Los Mochis en que vive la propia madre del gobernador Mario López Valdez de Sinaloa fue obra, según el New York Times, de las autoridades mexicanas sin apoyo de las estadounidenses. La Marina, que se ha convertido en la policía más eficaz del Estado mexicano, llevó a cabo el operativo en el que fallecieron cinco personas y varias más resultaron heridas pero que concluyó con la captura.

El gobierno ha vuelto a recluir a El Chapo en el penal del Altiplano del cual se evadió el 11 de julio de 2015. Esto ha generado cuestionamientos, pero esta cárcel sigue siendo la más segura del país. La de Puente Grande, Jalisco, es la segunda, pero de ella también se evadió El Chapo en 2001.

La gran pregunta ahora es si Peña Nieto tratará de mantener a El Chapo en cárceles mexicanas, para demostrar que México es un país soberano y con capacidad para castigar a los criminales, o si preferirá lavarse las manos y extraditarlo a Estados Unidos. La decisión, sea cual sea, será altamente controvertida.

Yo no sé si la o las películas que saldrán sobre El Chapo serán buenas o no, aunque la historia tiene un gran atractivo. Lo que sí sé es que la tercera captura no reducirá el flujo de drogas y sí puede aumentar la violencia en el país. El narcotráfico no se combate encarcelando o matando capos sino reduciendo el consumo o legalizando. Capone lo supo cuando traficaba con bebidas alcohólicas. Pero reducir el consumo de drogas es una misión imposible.

· 18.20

El peso alcanzó el viernes una cotización de 18.20 frente al dólar en ventanillas bancarias. La depreciación tiene consecuencias económicas y psicológicas, independientemente de que la inflación se encuentre en sus niveles más bajos de la historia reciente.

@SergioSarmiento

Leer más: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=79646#ixzz3wztjEoBe
Follow us: @reformacom on Twitter

comentarios
columnas relacionadas