XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
Jaque Mate
06 de Enero 2016 09:47 A.M.
COMPARTE LA NOTICIA

“Los grupos criminales son los verdaderos detractores de la estrategia”.

Jesús Alberto Capella

El Mando Único es en principio una buena idea. Las bandas criminales no se detienen en las fronteras municipales ni en las estatales. Que los policías se vean obligados a desistir de una persecución o de un operativo porque se topan con una línea invisible parece insensato.

La Ciudad de México es un ejemplo de lo que puede lograrse con el Mando Único. En el pasado las fuerzas de policía estaban desconcentradas en las delegaciones y los visitantes de otras entidades tenían miedo a permanecer en la ciudad. El Mando Único y otras medidas han convertido al Distrito Federal en una entidad notablemente segura si se compara con otras del país y se considera su tamaño. Tradicionalmente las ciudades grandes han sido más inseguras, pero hoy la mayor ciudad de México no lo es.

El Mando Único, sin embargo, se ha convertido en fuente de una acre disputa política en Morelos. El sistema se estableció originalmente por convenios voluntarios entre el gobierno estatal y distintos municipios, pero el nuevo alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, decidió no renovarlo. Tras el homicidio de Gisela Mota, la presidenta municipal de Temixco, el gobernador Graco Ramírez ordenó la imposición del Mando Único en 15 de los 33 municipios de Morelos. Gracias a acuerdos voluntarios con otros, 29 de los 33 municipios de Morelos ya operan bajo este esquema. Cuauhtémoc, sin embargo, ha anunciado que promoverá una controversia constitucional para recuperar el mando de la policía cuernavaquense.

Las autoridades morelenses afirman que, pese a llevar sólo año y medio en operación, el Mando Único ha tenido resultados positivos. Según Jesús Alberto Capella, comisionado estatal de Seguridad Pública, el número de secuestros pasó de 50 en 2014 a siete en 2015. Cuauhtémoc no está dando entrevistas, pero Eduardo Bordonave, presidente del Partido Social Demócrata, quien está actuando como una especie de vocero del alcalde, afirma que la información de Capella es falsa y que la delincuencia ha subido.

El Mando Único es a mi juicio una estrategia correcta pero no una panacea. Incluso en la Ciudad de México la unificación tardó una década en cuajar. Hoy el Distrito Federal es notablemente más seguro, pero para una superficie de 1,495 kilómetros cuadrados cuenta con 87 mil policías, de los cuales 55 mil habían sido ya capacitados en febrero de 2015, según el secretario de Seguridad Hiram Almeida. Para una superficie de 4,879 kilómetros cuadrados, en cambio, el Mando Único de Morelos cuenta con apenas 5,200 policías, de los cuales 1,700 eran estatales y 3,500 municipales, según Capella. La capacitación de los agentes, por otra parte, apenas está empezando.

El problema de seguridad de Morelos es complejo. Carlos Caltenco, secretario general del ayuntamiento de Temixco, me dice que la asesinada alcaldesa Gisela Mota estaba a favor del Mando Único pero pedía cambios específicos. Se quejaba, por ejemplo, de que el éxito del esquema había desplazado a los criminales de delitos de alto impacto a actividades del fuero común como asaltos a casa habitación y robo a mano armada. Pedía por lo tanto una policía de proximidad que combatiera estas faltas.

Parte del problema de delincuencia que hoy sufre Morelos es, paradójicamente, producto del éxito del gobierno de Felipe Calderón para desmantelar a los Beltrán Leyva, grupo que dominaba buena parte de Guerrero y Morelos. Con la muerte o detención de sus principales dirigentes empezaron a surgir otros grupos más pequeños y violentos, como Los Rojos y Guerreros Unidos, que hoy se disputan el territorio. Para resolver el reto que representan, por lo tanto, es necesario contar con un apoyo decidido del gobierno federal.

· A NIVEL NACIONAL

El senador Miguel Barbosa del PRD ha señalado que el Mando Único policial debe establecerse en todo el país. Es una propuesta sensata que ayudará a profesionalizar a la policía. No esperemos, sin embargo, una varita mágica para resolver un problema de inseguridad de raíces profundas.

@SergioSarmiento

comentarios
columnas relacionadas