XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
Palabra de Periodista
Los primeros errores de Miguelito Luis Rodríguez Zavala
17 de Junio 2016 09:10 A.M.
COMPARTE LA NOTICIA

 

  1. Impugnan: no es válida ni legal, la

elección de Veracruz a noviembre

  1. ¿Quién al PRI?, Duarte y Héctor a

la palestra y la Ley dura de Flavino

  1. Mentiras del gobernador electo, la

injerencia de iglesias y los 152 gay

 

 

“Antes de embarcarte en una empresa

de venganza, cava dos tumbas”.

 

Confucio

(504 años antes de Cristo)

 

Abrazos con solidario afecto y respeto

para Hilda “Lizzi” Figuerias Robaina, gran

amiga y esposa de Víctor García Trujeque

 

Por LUIS RODRÍGUEZ ZAVALA

“Don Luis. Está aquí un señor de 86 años, vino en taxi, apenas camina, no podía bajar bien los escalones. Nos dijo: “desde hace tiempo quiero hacerlo” y hoy se decidió y vino a nuestras oficinas, (las de Centinela, El periódico que no se vende, en Privada de Basurto 55, casa 6, colonia centro de Xalapa). Toda su vida trabajó de chofer, lo apoyan solo sus hijas. Me conmueve tanto”, escribió este lunes Nora Elizabeth Hernández Hernández, nuestra Jefa de Información. ¿Qué quería?, ¿por qué había ido a nuestras oficinas?, pregunté intrigado desde la Ciudad de México y escuché, asombrado, los motivos de don Guillermo Rodríguez Beltrán. El golpe me llegaba en el alma, cimbró mi cuerpo, tragué saliva y aguanté, ¡bien macho!, las ganas de llorar conmovido. Instruí entrevistarlo y enviarme fotografías. Moría por conocerle. Verlo apoyado en bastón, su paso cansino, me estremeció. Alce la mirada al cielo, confieso, y agradecí a Dios esa señal, luz excepcional en estos tiempos. Don Guillermo, a quien aún no tengo el gusto de conocer, sencillamente había ido a la oficina para pagar su suscripción al periódico Centinela. Wow. No tienen idea del valor de tal hecho. Nos toca el espíritu, indomable; nos da, don Guillermo, todo el valor que necesitamos en nuestra lucha y proyecto periodístico. Un suscriptor, uno solo; una lectora, una sola, nos bastan para nunca quebrarnos y mucho menos doblegarnos en la libertad del oficio para escribir y expresarnos. Gracias, muchas gracias. Conste.

Platón escribió hace muchos años: “El precio de desentenderse de la política es el ser gobernados por los peores hombres”. Lo sostengo, ¿nos gobernará uno de los peores políticos? Hoy no lo sabemos. Sin embargo, en principio debo sostener que sí ha sido uno de los peores candidatos del PAN y PRD para el cargo de gobernador de Veracruz. ¿A quién me refiero?, a Miguel Ángel Yunes Linares, denunciado por corrupto, enriquecimiento brutal y vínculos pederastas. Es un hombre llenó de odios, rencores y sed de venganza. “Antes de embarcarte en una empresa de venganza, cava dos tumbas”. Lo aconsejó, 504 años antes de Cristo, el filósofo chino Confucio, en la serie Revenge. Veremos, en su momento, los alcances del gobernante. Por lo pronto, los veracruzanos deben saber que, impugnada este jueves por la alianza del PRI, la elección de Gobernador no será válida ni legal hasta que, por los meses de octubre y noviembre o antes, lo determine así la Sala Superior del Tribunal Electoral de la Federación. En caso contrario, la anulación del cuestionado proceso nos llevaría a nuevas elecciones. Es decir, todavía no hay vencidos ni vencedores definitivos.

Mientras eso sucede, quién va a la presidencia estatal del Partido Revolucionario Institucional, habida cuenta de que Felipe Amadeo Flores Espinoza solo está de paso, interino. He allí el dilema, la cuestión, diría el inglés William Shakespeare, mi escritor favorito. Primero hay que ponerse de acuerdo, pues las circunstancias son atípicas, inéditas 86 años después y, obvio, seguramente las decisiones serán excepcionales, irrepetibles, novedosas. Tenemos un gobernador, Javier Duarte de Ochoa, responsable de la política interna del estado y su partido. Así era la costumbre y todos la respetaban y cumplían prácticamente hasta finalizar su sexenio en noviembre. Hoy es diferente, porque tenemos un candidato a gobernador, Héctor Yunes Landa, que abanderó las causas del PRI, sigue en la lucha y a sus 59 años, senador de la república con licencia, representa un liderazgo político natural, igual de excepción. ¿Qué va a pasar?, sabrán Dios y ellos. Lo que debería pasar es ponerse de acuerdo en el nuevo escenario, derribar todo muro que los separe y blindar un nuevo proyecto político con las mejores mujeres y los mejores hombres. Faltan cinco meses y medio para, a Duarte, dejar el poder gubernamental y comenzar otro, a Héctor que se queda, lo encabece Miguelito o nombren un gobernante provisional que convoque a elecciones. Unidad, pacto, acuerdos, es lo que falta. ¿Nombres? Además del propio Héctor que acaba de convocar a la unidad a candidatas y candidatos a diputados locales, mencionan a Jorge Alejandro Carvallo Delfín, Erick Alejandro Lagos Hernández, Erika Ayala Ríos, entre otros, cuatro que repetirían porque ya lo fueron. La tarea del dirigente tricolor es colosal, porque además de reconstruir el andamiaje partidista van a designar 212 aspirantes a presidentes municipales y de por si es asunto complejo, controvertido y ríspido, imaginemos lo que sería volver a llegar divididos o desunidos. ¿Aprendieron la lección?, parece que no.

El PRI urge de liderazgo y de respuestas, por ejemplo, a la injerencia de las iglesias, católica y evangelista, al celebrar la derrota o el voto de castigo priísta en el país, luego de promover abiertamente el rechazo en las urnas a los candidatos afines al Presidente de la República Enrique Peña Nieto, por la iniciativa de reforma constitucional que reconoce los matrimonios entre homosexuales. Aunque existe jurisprudencia en el sentido de que dichas uniones son legales, las personas gay deben recurrir a la protección de la justicia federal mediante el juicio de Amparo para lograrlo. La iglesia no perdona allanarles el camino jurídico desde Los Pinos. El problema no es menor, visto los sucesos en antro gay Madame de Xalapa con cinco ejecutados, señalado como ajuste de cuentas entre grupos de narcotraficantes y la masacre en Orlando, Florida, la ciudad de Disney. Son 49 muertos y 53 heridos en Pulse, el mayor caso de asesinatos en masa por motivos, razones o causas homosexuales. Ni terrorismo ni islamismo. El autor es un hombre estadounidense, gringo, norteamericano, “homosexual”, según declaró su ex esposa. Homofóbico, atestiguó su señor padre esa aversión obsesiva contra hombres o mujeres homosexuales. ¿Los obispos, sacerdotes y pastores de las iglesias dimensionaron la magnitud de sus posiciones públicas?, parece que tampoco alcanzan a ver esta sed de venganza y acciones irracionales. La matanza de Orlando, aquella noche infernal, sangrienta y oscura, debería poner las sotanas a remojar, antes de que sea demasiado tarde. ¿El hartazgo, la corrupción, impunidad, desempleo, crisis económica, inseguridad, entonces no fueron factores decisivos a la hora de votar?, sí, también, pero el activismo religioso le puso un acento pocas veces demostrado, dadas las confesiones del clero. ¿Y la Ley y la Constitución?, bien gracias. Letra muerta o hábito de no aplicarlas, semeja maldición eterna y el cambio, que en la transición política, parece sustantivo o eslogan de moda, en lugar del verbo a conjugar.

Esa es la Ley, dura pero Ley, que el Secretario de Gobierno, doctor Flavino Ríos Alvarado, acaba de recetar y poner en su lugar al licenciado en Derecho, Miguelito Yunes, declarado el domingo gobernador electo y entregada constancia de mayoría por el OPLE en una ceremonia que retrata, basta ver las fotos, las incongruencias, dislates y estulticia del polémico candidato panista. No solo pidió primero la renuncia del presidente del organismo, amenazó quitarles la organización de las elecciones y transferirlas al INE y negó validez del conteo rápido de votos, sino que el domingo reculó en todo, elogió el trabajo de los siete consejeros electorales y salió, constancia en manos, a la plaza Lerdo para exhibirse acompañado de sus nietas y nietos, buscando quitarse el estigma de pederasta que le señalaron en campaña y en innecesario derroche, debido a la austeridad prometida, gastó a manos llenas en mitin de acarreados para legitimarse. ¿Por qué acarreados y para qué legitimarse?, porque Miguel Yunes tuvo la más baja votación de todo el país, apenas el 18.6 por ciento de la lista nominal. O sea, en caso de que los tribunales declaren legal y válida la elección, representa la primera minoría y confianza del sufragio ciudadano de un millón 55 mil 544 electores. En contra o no le tuvimos confianza, hay un millón 921 mil 471 electores. Los primeros errores de Miguelito fueron, en su mensaje triunfalista, negar a los partidos, PAN y PRD, que lo llevaron al poder. No los apoyará como gobernador, prometió. ¿Verdad o mentira?, por supuesto, mentiras. Al tiempo y a las pruebas nos remitimos. El segundo error fue intentar formalizar una entrega recepción, que por Ley, aclaró Flavino, es hasta el mes de noviembre. Y el tercer error es nombrar a una funcionaria sin experiencia, ex secretaria sustituta en el Ayuntamiento de Boca del Río de su hijo Migue Yunes Márquez, como jefa de la oficina del gobernador. Y eso que apenas comienza.

En la otra historia, Javier Duarte puso su huella digital al decretar y publicar que terminó una larga época del fuero del Gobernador, funcionarios públicos y presidentes municipales. Conste.

ENTRE PARÉNTESIS: (Las reglas cambian. Cosoleacaque, contado voto por voto, una diferencia inicial de 434 sufragios, en la tierra de los hermanos de Regina Vázquez Saut, secretaria general del Comité Directivo Estatal tricolor y segunda en su lista de plurinominales, finalmente la diputación uninominal es para María del Rocío Pérez Pérez de Morena y Andrés Manuel López Obrador, segunda fuerza política en el Congreso del Estado. ¿Y los plurinominales, aumentan para el PRI o PVEM?, al primero por resto mayor. El OPLE trabajó de madrugada ***** Daños colaterales. La mano larga de la justicia alcanza a funcionarios estatales denunciados por la Contraloría General del Estado. No pierdan de vista esas actuaciones del Fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, quien en la autonomía de la institución cumple su responsabilidad. Hay sorpresas. A propósito de servidores, la comunicadora Dalia Edith Pérez Castañeda, asumió la Subdirección de Radio en RTV ***** En su actitud discreta que lo caracteriza, Julen Rementería del Puerto, coordinador general de la campaña panista desempeñó un papel clave entre los panistas para evitar la deserción que implicó tener a un presidente estatal priísta hasta por dos ocasiones como candidato del PAN. Se aplicó con éxito, mayor aún frente a los grupos simpatizantes de Juan Bueno Torio, Alba Leonila Méndez y Víctor Alejandro “Pipo” Vázquez Cuevas. ¿Acaso el próximo candidato a gobernador de seis años?, no es pregunta ***** Otro funcionario, leal y competente, que está cumpliendo tareas importantes es el Coordinador General de Comunicación Social y diputado federal con licencia, Alberto Silva Ramos. ¿Volverá a legislar?, claro ***** Los últimos serán los primeros, reza lo bíblico. En silencio, sin palabras que mitiguen el profundo vacío y enorme dolor del alma cuando un ser amado se va a la vida eterna, como su hermano menor Joel. Abrazamos con solidario afecto y respeto para Hilda “Lizzi” Figueiras Robaina, mujer sensible, gran amiga y esposa de Víctor García Trujeque).

comentarios
columnas relacionadas