XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
En Juego
La teoría de la Garnacha Victor Manuel Cid Martínez
12 de Octubre 2015 02:45 P.M.
COMPARTE LA NOTICIA

Hay quienes consideran que pasar tiempo instalado en el amoroso confort de un asiento preferido viendo por la pantalla (de preferencia HD) un partido de fútbol soccer, de fútbol americano o de béisbol, es algo propio de un intelecto de diputado plurinominal o de actor de telenovelas. Esa es, desde luego, una opinión impecable que siempre sabré respetar. Sin embargo, a ellos les ruego que, antes de arrojar la piedra con ligereza y determinación para ajusticiar a los que dedicamos unas horas de nuestras vidas a ver un partido (o los que nos permita la programación, o el entumecimiento de glúteos), tomen muy en cuenta que, si se realizase un estudio con el adecuado protocolo científico, posiblemente se comprobaría que los deportes comparten material genético con las garnachas bien sazonadas, con la guerra y con la religión. De ahí que su práctica activa o su seguimiento via satélite inevitablemente provoque placer, orgullo sectario y fervor -con sus derivaciones extremas: adicción, polarización y fanatismo, respectivamente- en el individuo.

 

Orientado por esta teoría tan subida de color como apasionante de comprobar, y con el afán de compartir un poco de las vivencias que los deportes permiten experimentar, ofrezco hoy a ustedes la primera entrega de esta columna. En ella, en ocasiones subsecuentes, habré de conformar cada vez un atado de comentarios diversos con la intención de hacer los deportes más sabrosos a quienes gustamos de ellos, así como de hacerlos, si no apetecibles, por lo menos más aceptables a quienes no.

 

Confío en que los dioses de las canchas me acompañarán en esta deleitosa tarea, tal como acompañaron al impredecible “TRI” a ganarle a la selección de Estados Unidos su pase a la Copa Confederaciones.

 

comentarios
columnas relacionadas