XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
En Juego
¿El presente del futuro? Victor Manuel Cid Martínez
16 de Octubre 2015 03:00 P.M.
COMPARTE LA NOTICIA

 

El mundo del deporte está condimentado con cábalas, presagios y supersticiones…¡Incluso hasta maldiciones! La más famosa de todas está asentada en el béisbol de las Grandes Ligas y su influencia quizás estaría por llegar a su desenlace este mismo mes que estamos viviendo, después de 107 años.

El 6 de octubre de 1945, Billy Sianis, un fiel fanático de los Cachorros dueño de la taberna “Billy’s Goat”, acudió al estadio acompañado de una cabra llamada ‘Muprhy’, a la que consideraba un amuleto de la suerte y que era la mascota de su negocio. Ambos tenían entradas para el partido. En aquella fecha, los Cachorros recibieron en el Wrigley Field -su estadio- a los ‘Tigres de Detroit’ para disputar el cuarto partido de la Serie Mundial. El conjunto local estaba 2-1 arriba en el resultado global y un triunfo ese día lo haría campeón.

En la puerta, a Sianis no le permitieron entrar. Entonces Billy exigió hablar con Philip K. Wrigley, dueño de los Cachorros. “Dejen entrar a Billy, pero no a la cabra”, ordenó el dirigente “¿Por qué no a la cabra?”, preguntó Billy. “Porque la cabra apesta”, fue la brutal respuesta del directivo (otra versión señala que Sianis ingresó a la cancha, pero el público le exigió que se retirara por el olor que emanaba Murphy)… “Los Cachorros no ganarán nunca más. Nunca ganarán la Serie Mundial hasta que no le permitan a la cabra ingresar a Wrigley Field”, maldijo un furioso Billy.

Créase o no, Los Cachorros perdieron la final con los Tigres y Chicago jamás ha vuelto a clasificar a la Serie Mundial. “¿Y ahora quién apesta?”, decía una carta que Billy le envió a Wrigley una vez consumada la derrota.

Así nació lo que desde entonces se conoce como “La Maldición de la Cabra”.

Varias veces se ha buscado, inútilmente, conjurar “la maldición de la cabra”. Uno de los más fervientes intentos ocurrió en 1973 cuando Sam Sianis, sobrino de Billy y nuevo propietario del bar, organizó junto a Dave Condon, periodista del diario Chicago Tribune, una especie de exorcismo: Trasladaron en una limusina blanca a Sócrates, descendiente de Murphy (la cabra original), hasta Wrigley Field. Lo hicieron caminar por una alfombra roja hasta la entrada con un cartel que decía “Todo está perdonado. Déjenme llevar a los Cachorros al título”, pero la cabra no quiso entrar al estadio y los Cachorros tuvieron otro año para el olvido y muchas decepciones más.

Así las cosas, en 1989, el estreno de la segunda parte de la trilogía “Volver al futuro” mostró una escena que en principio era una burla feroz contra los fans del equipo de Chicago, pero que eventualmente sería tomada por ellos, con humor esperanzado, como un conjuro que rompiera la maldición: En la película, los protagonistas llegan al futuro en el año 2015 y ven que los Cachorros son campeones al fin, al vencer a los “Cocodrilos” de Miami en la Serie Mundial.

Sin embargo, la broma comenzó a parecer más una clarividencia cuando, cuatro años después del lanzamiento del filme, un nuevo equipo de béisbol –Los Marlins– se creó en Miami. Ahora mismo, los hechos llevan a preguntar si estamos a punto de vivir el presente del futuro porque, arrasando el límite de lo sorprendente, justo en estos días los Cahorros de Chicago jugarán la serie de campeonato de la Liga Nacional contra los Mets de Nueva York y, si ganan, ¡jugarán la Serie Mundial 2015 entre el 27 de octubre y el 4 de noviembre próximos!

Confieso: No creo en videncias, pero en dado caso, apostaré a los Cachorros…¡No vaya a ser!

PROFECIA VOLVER AL FUTURO (1)

La predicción de Volver al Futuro II

comentarios
columnas relacionadas