XALAPA, VERACRUZ 28 o C
MÁX. 30° MÍN. 22°
PRÓXIMOS DÍAS
  • M 30.20°C
  • J 28.22°C
  • V 30.20°C
  • S 28.22°C
La Trinchera
Cuauhtémoc Cárdenas cabalga en Xalapa Alejandro Ortega Velázquez
03 de Diciembre 2015 10:19 A.M.
COMPARTE LA NOTICIA

Tache al árbitro electoral, dice encuesta  

Cuauhtémoc Cárdenas cabalga en Xalapa

Los principios de confianza y certidumbre que el nuevo árbitro electoral de las elecciones en Veracruz debe construir para revertir cualquier sospecha o duda sobre la legalidad y legitimidad del proceso que se avecina, parece perder rumbo y mostrarse débil debido a acciones sucedidas en la integración de su estructura operativa, entuertos sin justificación aparente, en la que comienza a predominar la incertidumbre y una percepción negativa del ciudadano que no conoce, ni distingue cualidades del nuevo órgano electoral veracruzano.

Esto se desprende de un estudio de opinión reservado, en el que se puede apreciar que prácticamente ocho de cada diez ciudadanos consultados, desconoce la existencia del OPLE Veracruz; siete de cada diez dudan que aporte algo a la democracia y casi nueve de cada diez veracruzanos preferirían que fuera el Instituto Nacional Electoral el organizador (INE) de las elecciones del 5 de junio de 2016 en la entidad.

Estas mediciones realizadas una semana después de la instalación del Consejo General del órgano rector, con la que dio inicio el proceso electoral, muestran el escaso conocimiento ciudadano sobre el OPLE, sobre sus integrantes y fundamentalmente no se destaca diferencia alguna con relación a su antecesor Instituto Electoral Veracruzano (IEV) que muestra un alto nivel de negatividad en su último desempeño (74 por ciento de crítica).

Hoy el OPLE no tiene identidad ante los ciudadanos, se le señala opaco y con un incipiente vínculo social; es más, en la pregunta respecto a qué campaña de difusión recuerda del OPLE, erróneamente la gente hace alusión al tema de renovación de las micas de elector, acción que corresponde al INE y al Registro Federal de Electores y que para los comicios que se avecinan, vencerá el próximo 31 de diciembre, dato que -por cierto- sólo tres de cada diez ciudadanos tienen conocimiento.

De dicho estudio, que no profundiza en el manoteo al interior del OPLE, concluye que el órgano electoral estatal no se ha presentado ante la sociedad, no tiene una difusión suficiente para mostrar sus cualidades y compromisos, que se ve opaco y que por ahora no genera certidumbre y confianza entre el electorado, lo que se suma a la percepción negativa que ya se ha comentado sobre los partidos políticos.

La solución puede ser una cuestión de tiempo mientras “agarran vuelo”, aunque poco aportan la personalidad de quienes encabezan esta renovación del árbitro electoral -perfil bajo y poca presencia en el debate público- (no confundir las entrevistas a la prensa con la exposición de ideas en foros de análisis, seminarios o en la publicación de ensayos sobre sus propósitos democráticos) de los que, al menos hasta hoy, son vírgenes…

*** Cual Ingenioso Hidalgo en su cruzada por la democracia, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano generó una interesante reacción entre los xalapeños que aún le recuerdan a 26 años de encabezar el llamado Frente Democrático Nacional, fundado en esta ciudad, con el que desafió a un sistema político que le cerró el paso a la Presidencia de la República, pero hizo viable una reforma electoral que generó instituciones ciudadanas en la organización de elecciones y mayor peso al poder judicial en materia electoral.

“El Ingeniero” recibió saludos a su paso por xalapeños de distintas generaciones, incluso de menores quienes le decían conocerlo por las conversaciones de sus padres y abuelos antes de tomarse obligada foto.

Hoy, fuera del PRD y ajeno de la actividad partidista, se ocupa de la Fundación para la Democracia que preside y a través de la cual se ha comprometido en un planteamiento relevante -inusual en la política de “botepronto”- que implica la renovación del Pacto Social que sustenta a México como Nación y la elaboración de una nueva Constitución Política que defina el país que queremos ser.

Su planteamiento como “reflexión de Estado” mueve las ideas de la gente que es parte del debate político de trascendencia; su lado débil, sin embargo, es su decisión de no querer involucrarse en la dinámica electoral que a final de cuentas es la arena donde se construyen las propuestas políticas. Dice la teoría política que solo hay dos formas de transformar las reglas supremas de un país; la vía electoral y la vía armada. En 1988 demostró que la vía de la confrontación bélica no era lo suyo y fundó al PRD. Alejarse de la ruta electoral, le resta viabilidad con el riesgo de que la discusión de su importante propuesta se quede en un punto infinito, en el que pacientemente se quedan a esperar “las buenas intenciones”…

comentarios
columnas relacionadas